Entradas

Estrategia de comunicación para Sociedades Médicas | Parte 1

Cómo enfocar una estrategia de comunicación para Sociedades Médicas

 

El primer paso para crear cualquier estrategia de comunicación es identificar a quién tiene que dirigirse. En este caso, lo principal será localizar el púbico de la Sociedad Científico-Médica.

Muchas de estas organizaciones, al tener una temática muy especializada, caen en el error de limitar su mapa de públicos y dejar fuera a otros, como los pacientes. Es importante tener presente a todos los agentes que forman parte de nuestro mapa de públicos ya que de una forma u otra influyen en la imagen y posicionamiento de la Sociedad.

Cada organización es un mundo y, por lo tanto, se tiene que analizar su mapa de públicos individualmente. A pesar de esto, existen unos elementos comunes que todos deben tener:

  • Especialistas
  • Residentes
  • Enfermería
  • Proveedores
  • Empleados
  • Patrocinadores
  • Pacientes, familiares y cuidadores
  • Administración Pública
  • Medios de comunicación
  • Otras sociedades o asociaciones del sector

 

Una vez analizado el entorno de la Sociedad, es hora de definir qué objetivos queremos conseguir, qué mensajes vamos a utilizar y cómo vamos a distribuir estos mensajes.

Tal y como pasa con los públicos, se debe analizar los objetivos de cada organización individualmente, pero desde TP Comunicación os recomendamos las metas principales que todas las Sociedades Científico-Médicas tendrían que perseguir:

  • Posicionar la Sociedad como referente en su ámbito.
    • Ser la primera fuente de información donde acuden los medios de comunicación y/o los pacientes para informarse sobre el ámbito de la Sociedad.
  • Marcar la agenda de temas, encuentros y avances.

 

Con los objetivos definidos, fijamos nuestra atención en los mensajes. Cada público tiene un grado de especialización distinto sobre el ámbito de actuación de la Sociedad. Por ejemplo, la explicación de una patología para un profesional sanitario tiene que ser mucho más técnica que si se explica a un paciente. Por este motivo, es fundamental adaptar los mensajes para cada uno de ellos con el objetivo de que puedan comprenderlos a la perfección.

Finalmente, tenemos que hacer la elección de los canales. Como en otros puntos, es importante hacer un estudio personalizado para saber cuáles son los más adecuados para impactar a cada público. Hoy en día podemos encontrar una gran variedad de canales para comunicar, algunos de ellos nos permitirán impactar a un solo público objetivo y otros a varios a la vez.